Filipinas, el dolor de un país fragmentado


En abril estuve en la península de Zamboanga, en la isla filipina de Mindanao, hablando con miembros del Frente Moro Islámico de Liberación. La buena noticia del fin de semana es que, después de 28 años de lucha armada, el gobierno de Filipinas y el FMIL parecen haber alcanzado un acuerdo de paz. No será fácil, por supuesto. Hay grupos menores que son más radicales o están vinculados a otros fenómenos, como el crimen organizado o la rivalidad entre clanes, y que probablemente resistirán el proceso de pacificación. El FMIL mismo tuvo que sacarme de Mindanao para ponerme a salvo de uno de ellos. El pacto es, sin embargo, un hecho de gran importancia. Esperemos que se consolide.

Aquí, mi crónica de ese encuentro con el FMIL: http://www.esquirelat.com/features/466180/filipinas/

Y aquí, la nota sobre el acuerdo de paz: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/07/actualidad/1349597331_645598.html
via Facebook http://www.esquirelat.com/features/466180/filipinas/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s